Anatomía

El cerebro es la estructura principal responsable de la coordinación y del control del organismo. Se trata de una masa de tejido blanda protegida por los huesos del cráneo y unas membranas, las meninges. El líquido cefalorraquídeo fluye por el cerebro y discurre entre las meninges a través de otros espacios denominados ventrículos. No tiene drenaje linfático (salida a través de los ganglios) y la diseminación a través de la sangre es muy rara, por lo que los tumores cerebrales primarios, es decir, los que se originan en el cerebro casi nunca se extienden al resto del organismo salvo en algún tipo muy concreto de tumor cerebral.

El cerebro es una estructura muy compleja que procesa y memoriza muchísima información de forma continuada. Está constituido por el encéfalo (hemisferios cerebrales, tronco del encéfalo y cerebelo (Figura 1) y por la médula espinal (Figuras 1 y 2) que se encuentran alojados dentro de unas estructuras óseas que son el cráneo y la columna vertebral respectivamente. Está cubierto por las meninges, de las que existen tres capas (duramadre, aracnoides y piamadre), que protegen al cerebro y a la médula espinal. El conjunto de todas estas diferentes partes se denomina Sistema Nervioso Central (SNC).

El SNC controla a través de diferentes capacidades mentales como la memoria, la inteligencia, el habla y las emociones y también sentidos como la visión el gusto, el tacto o el oído o también funciones básicas como la respiración o la frecuencia cardíaca.


hemisferios del cerebro

El cerebro contiene dos hemisferios y se divide en 4 lóbulos:

Lóbulo Frontal: controla el razonamiento, las emociones, parte del habla y de los movimientos.

Lóbulo Parietal: controla las sensaciones del contacto, el dolor, la temperatura y partes del habla.

Lóbulo Temporal: controla la memoria, sentido del oído, y partes del habla.

Lóbulo Occipital: controla la visión.

Cerebelo: parte trasera del cerebro y la responsable de la coordinación y el equilibrio. Las meninges son las membranas que protegen al cerebro y a la médula espinal. Existen tres capas llamadas la duramadre, la aracnoides y la piamadre.

Figura 1: Lóbulos cerebrales. Manifestaciones Clínicas. O. Fernández y JA. Tamayo págs.: 71-83. En: Tumores del Sistema Nervioso Central en el adulto y en la infancia. Editores: MA Arraez, I. Herruzo, T. Acha, M. Benavides. Editorial Nova Sidonia 2003.